Biografía insólita - Ambroise Paré, padre de la cirugía.

Ambroise Paré fue uno de los médicos más famosos del Renacimiento Europeo, cirujano personal de cuatro reyes de Francia. Sus descubrimientos salvaron miles de vidas en los crueles campos de batalla, donde ser herido suponía una agonía terrible.

Nació en el año 1510 en la ciudad francesa de Laval, donde ejerció de barbero. Este oficio era algo muy similar a enfermero, pues no era como actualmente, un oficio para el aseo personal, sino más bien un cargo de responsabilidad médica.

Con los años se trasladó a París, donde se alistó en el ejército del rey, ascendiendo al puesto de cirujano gracias a sus conocimientos en la materia.

En los campos de batalla  descubrió los horrores de la guerra y el suplicio al que se enfrentaban los heridos en brazos y piernas. Las condiciones médicas eran tan precarias que en la mayoría de los casos se hacía imprescindible la amputación del miembro herido, siendo además  poco probable la curación completa del enfermo.

En una de las campañas en las que sirvió como cirujano, tuvo que enfrentarse a la escasez de medicinas, por lo que tuvo que inventar algunas nuevas con los componentes de que disponía en la botica. La nueva medicación no solo se mostró igual de eficaz que la anterior sino que la mejoró considerablemente, consiguiendo aumentar el número de curaciones en su hospital de campaña.
Además, inventó un nuevo sistema para curar las heridas por amputación, consistente en atar los extremos de las venas del miembro operado, en lugar de cicatrizarlas con fuego. Este sistema efectivamente cortaba la hemorragia, pero añadía a la amputación la quemadura de tercer  grado.

Tan efectivos fueron sus nuevos métodos, que fue nombrado cirujano real y no solo de un rey, sino de cuatro monarcas sucesivos.

Murió a la avanzada edad de 80 años en el año 1590.