Biografía insólita - Gaspar Hauser.

En el año 1828 apareció un muchacho perdido por las calles de Nuremberg. Se tambaleaba, como si sus piernas no fueran capaces de sostenerle. Venía acompañado de dos cartas. En una de ellas , la cual iba dirigida a un capitán de la ciudad, se indicaba que el padre de Gaspar había sido soldado y por este motivo lo enviaban allí, para que siguiera sus pasos con el mismo oficio.

La segunda misiva, que intentaba parecer una carta original de la época en que nació el muchacho, indicaba la fecha de nacimiento de Gaspar y que el padre había muerto y la madre no podía ocuparse de él. Era fácil distinguir que el papel de ambas cartas era el mismo y también la letra. Así que ambas correspondían a la misma época, y escritas por la misma persona. Esto ya suponía el primer embuste en la historia. Intentaban inventarle un pasado , que no correspondía con la realidad que posteriormente se descubrió.

El muchacho medía aproximadamente metro y medio, tenía cabellos rubios cenicientos , finos y rizados , y los ojos de un azul pálido. Según se indicaba en la primera carta, el niño no había salido nunca de la casa donde estuvo viviendo, y esto concuerda con la impresión que daba al verle caminar. Parecía tener unos dieciséis o diecisiete años. Sólo comía pan negro y agua , nada más . Pareció muy sorprendido cuando encendieron una vela, como si fuera la primera vez que veía una.

Todos estos hechos interesaron enormemente a las gentes de la ciudad, que querían saber algo más sobre sus orígenes. Se le facilitó un profesor que le enseñó a expresarse. De esta forma pudo relatarles lo que sabía sobre su vida pasada. Sólo recordaba haber vivido en un calabozo, una estrecha cueva , apenas iluminada, con una pequeña ventana situada a gran altura. Dormía en el suelo, sobre paja. Le llevaban agua y pan negro todos los días .

Cada cuatro o cinco días, un hombre iba a visitarle y le hablaba. Gaspar se refería a él como "el hombre negro". Le enseñó a escribir su nombre y a caminar . Cuando comprobó que ya podía mantenerse en pie, le llevó hasta Nuremberg y le dio la carta que llevaba cuando le encontraron . Esto es todo lo que sabía de su vida. Nada más.

Se pensaba que había sido secuestrado en su infancia , e incluso imaginaban que había podido tener un origen principesco. Se publicó en la prensa un aviso solicitando que se informara de todos los secuestros ocurridos entre 1810 y 1814, fechas aproximadas del nacimiento de Gaspar. La prensa de todo el mundo reprodujo la noticia , y se le comenzó a conocer como " el huérfano de Europa ". Se abrió una investigación y la única familia noble que perdió un niño por esas fechas fue la de Baden . Hablemos de la hipotética madre del niño.

Se llamaba Estefanía de Beauharnais . Nació en 1789. Era familia de la emperatriz Josefina. Su padre emigró por la revolución y su madre murió cuando la niña sólo tenía 3 años. Pasó la mayor parte de su infancia con dos ex- religiosas . Josefina le habló de ella al emperador y éste la adoptó como hija suya, casándola con el príncipe heredero de Baden, Carlos.

Parece ser que en la familia no fue acogida muy favorablemente, sobre todo por la madrastra de su marido, que la veía como un obstáculo para que sus hijos varones accedieran al trono, si Estefanía y Carlos tenían descendencia masculina.

Estos tuvieron 5 hijos, tres niñas sanas y dos niños, que murieron siendo muy pequeños. El primero de ellos nació por las mismas fechas que Gaspar , y era un niño sano y fuerte . A los 15 días de su nacimiento informaron de que había enfermado y muerto repentinamente. El niño desapareció, ni siquiera se le permitió a la madre que lo viera. Tras la investigación realizada, se creyó que, efectivamente, Gaspar era hijo de los duques de Baden. Gaspar Hauser murió muy joven. Le atacó un hombre en un parque de la localidad donde él habitaba , y le atravesó con un estilete. Esto era en 1833, cinco años después de su aparición por las calles de Nuremberg.