© Portal solidario            Aviso legal
Desarrollado por Imexnet S.L.

Nº 11 Septiembre - Octubre 2002
ENTREVISTAS 
 
"La música es alegría"
Ana R. Antúnez
"Queremos que la gente sea feliz", argumento más convincente no se puede encontrar ni fin mas loable es el que comparten un grupo de músicos valencianos, en concreto de Algemesí, que se reúnen para hacer cosas por los demás de la forma que mejor saben: haciendo sonar sus instrumentos. Hace poco más de seis meses que esta afición se ha convertido en Xaranga sense Fronteres, una ong que no se puede olvidar invitar a una fiesta si quieres asegurarte el éxito y la diversión para todos tus invitados.
El grupo Xaranga
¿Cómo y por qué un grupo de músicos de la Societat Musical d’Algemesí (Valencia) decide formar una Xaranga sense Fronteres?

En el mes de abril del presente año, un profesor del colegio Maristas de Algemesí propusó a unos músicos de la Banda de Algemesí para que animara una fiesta solidaria que iban a celebrar en el colegio para recaudar fondos destinados a Costa de Marfil (África). Fueron más de treinta los músicos que se apuntaron a la propuesta y disfrutaron de una fiesta entrañable. De ahí surgió la idea de hacer lo mismo en otras fiestas solidarias, residencias de ancianos, cuestaciones de ONG’s...

¿Cuántas personas componen Xaranga sense Fonteres?

Somos unos cuarenta músicos. La mayoría de nuestros componentes son gente joven, de entre 16 y 17 años. Chavales que tienen muchas ganas de tocar y de hacer cosas por los demás. Entre todos los que conformamos esta familia que es Xaranga sense Fronteres no puedo dejar de destacar a nuestro al forofo número uno: el tío Luis, presidente de la Societat Musical, que este mes de octubre cumplirá 80 años y es el primero en animar a los demás a participar en la Xaranga.

¿Dónde podemos disfrutar de la alegría de Xaranga Sense Fronteres?

La Xaranga acude dónde le llamen: residencias de ancianos, cuestaciones de Asociaciones de enfermos de todo tipo, fiestas de ONG... e incluso donaciones de sangre. Eso sí, con la única condición de que deben de ser actos solidarios sin fines políticos. El mérito es que realizamos estos servicios sin cobrar nada, ni el desplazamiento.

¿Con qué tipo de repertorio musical trabajáis?

La Xaranga toca sobre todo pasodobles y lo que se de denomina "charanga", canciones conocidas a ritmo de bombo y platillo. Los pasodobles son de los más aceptados y solicitados, ya que interpretamos los conocidos por todos y de autores consagrados, ofrecemos un repertorio basado en los clásicos. En cuanto a las canciones de moda en cada momento, también las tocamos, pero además las aderezamos con un toque personal, ya que son adaptadas por nuestros músicos más expertos. En un futuro próximo podremos ofrecer también conciertos de violín y piano, pues ya se han ofrecido a colaborar con nosotros unos cuantos músicos que tocan estos instrumentos.

¿Cómo reacciona el público ante vuestros pasodobles solidarios?

La gente se entusiasma. ¿Se puede pensar unas fallas sin música? Estarían muertas, no se puede uno imaginar ninguna fiesta populares sean de donde sean, sin su música. Pues eso hacemos nosotros, resucitamos las fiestas. En nuestro debut, en la fiesta solidaria del colegio Maristas, las 500 personas que nos escucharon quedaron sorprendidas y con ganas de seguir escuchándonos un buen rato más. Recuerdo cuando fuimos a Xàtiva a colaborar con Fons Valencia. Eran las siete de la tarde y ellos tenían previsto irse a las ocho porque eran pocos los que se interesaban por los talleres que habían montado. Fue llegar nosotros, ponernos a tocar y empezar a llegar gente. Por nuestra culpa no pudieron irse hasta las nueve y media de la noche. La música atrae a la gente porque les hace pasar muy buenos ratos.

Queda entonces claro que animar y divertir a vuestro publico es la función de Xaranga sense Fronteras cuando es solicitada...

Evidentemente, a la Xaranga la llaman sobre todo para animar, para dar alegría.... pero también para que la gente de la calle se entere de que algo está pasando, se pare y se interese por lo que allí una ONG ha montado, la música a trae a muchos curiosos. Si hablamos de residencias de ancianos o de asociaciones de enfermos está claro que nuestro cometido es de entretenimiento a unas personas que necesitan de los demás. Nuestro objetivo prioritario es dar alegría. La música es alegría. Cuando alguien está contento tararea una canción. Nosotros queremos que la gente sea feliz el rato que nosotros actuamos. Aunque la verdad, nosotros disfrutamos tocando y por ver a la gente sonreír.

¿Sabéis si existen otros grupos similares en otras comunidades autónomas o en otros países?

No tenemos conocimiento de que exista un grupo parecido al nuestro, pero tampoco nos extrañaría que así fuera, pues una persona que se dedica a la música, es una persona sensible y por lo tanto preocupadas por el bien de los demás. Además, para ser músico es necesaria una gran dosis de sacrificio. El músico es una persona sacrificada, acostumbrada a hacer cosas sin recibir nada a cambio. Los músicos son solidarios casi por naturaleza y sería normal que existieran más grupos como el nuestro.