© Portal Solidario            Aviso legal
Desarrollado por Imexnet S.L.

Nº 11 Septiembre - Octubre 2002
MUJER  
 
"Exigimos la igualdad entre el hombre y la mujer en la empresa"
Ignacio Labanda
El conocido como Davos de las mujeres se ha reunido este año en España, en concreto Barcelona, que acogió del 11 al 13 de julio la Cumbre Mundial de la Mujer, una cita que tiene como objetivo principal fomentar las oportunidades de negocio internacional para las mujer, dedicando atención especial, al Mercado Europeo. Casi seiscientas mujeres de 76 países, líderes de partidos políticos y de ONG, altos cargos gubernamentales, mujeres de negocios y empresarias se reunieron para ofrecer estrategias y soluciones empresariales.
Tres de las participantes
Las posibilidades de las nuevas tecnologías para abrir otras vías en el comercio centraron este año las reuniones de esta cumbre: "Hay empresarias que quieren saber como hacer negocios en línea; queremos hacer una red de mujeres empresarias en internet" adelantó la directora de la Cumbre, Irene Natividad. Esta mujer es además presidenta de Globewomen.com, el primer centro de recursos on line para mujeres en Estados Unidos. Irene Natividad, filipina de nacimiento y nacionalizada estadounidense, participa entre otros organismos, en una tarea que pugna por la designación de un mayor número de mujeres para puestos públicos.

La mesa redonda Preparando a la mujer para el empleo del siglo. Una política de dialogo contó con la presencia de Yadira Henriquez, ministra y secretaria de Estado para la Mujer de la República Dominicana; Benigna Mukiibi, ministra de Estado para la Política Pública de Uganda; Alba Tejada, ministra para la Juventud, la Mujer, y la Familia de Panamá; y Sadie Britton, ministra del Instituto de la Mujer de Costa Rica.

La ministra de Panama, ha exigido que no falte la perseverancia, la lucha por exigir la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer. Tejada ha aseverado que cuando se ataca a una mujer y no se le permite cumplir un derecho humano, estamos perjudicando al resto de mujeres del mundo y ha destacado los avances de su país en el marco jurídico: "aunque todavía tenemos retos que cumplir". La ministra panameña ha catalogado de muy importante que las mujeres accedan a puestos de decisión y citó el caso de Mireya Moscoso, actual presidenta de Panamá, única mujer en Hispanoamérica que ha ostentado este cargo a lo largo de toda la historia.

La representante de Republica Dominicana, Yadira Henriquez, se ha mostrado optimista con los resultados obtenidos en su país sobre la igualdad entre sexos que ha catalogado de interesantes: "En lo legal, en menos de 5 años hemos logrado lo que se había buscado en muchas décadas anteriores", ha dicho la ministra dominicana refiriéndose a la modificación introducida en el código penal a través de una ley que penaliza la violencia familiar, así como el cambio del código civil para crear una ley de divorcio y reparto de bienes.

Las cuatro ministras de diferentes departamentos de estos cuatro países en vías de desarrollo han insistido en que se debe seguir la lucha para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres, aunque también ha coincidido en señalar que se ha avanzado en este campo.

La Portavoz de esta cumbre, la Profesora de IESE Escuela de Negocios (Universidad de Navarra), Nuria Chinchilla, ha detallado algunos de los temas más interesantes, las conclusiones y obtenidas y, sobre todo, los planes de acción de cara al futuro de la mujer en el mundo de los negocios:

¿Que vías han encontrado para fomentar los negocios al nivel internacional y explorar el mercado europeo durante estas jornadas?

Cada participante ha hecho una reflexión particular y además, hemos trabajado mucho en esta Cumbre para que sea verdad, de una vez y por todas, la igualdad de la mujer en altos cargos. Las mujeres puedan llegar a puestos de dirección como, por ejemplo, estamos nosotras en ellos.

¿Es un mito o es realidad, que en la empresa privada no se hace justicia a la preparación de las mujeres?

Es realidad. En España, el 46 por ciento de las empresas actualmente no tienen una mujer en los consejos de dirección ni en los comités directivos; no digo nada de los consejos de administración. Ahí sólo tenemos un 4 por ciento de mujeres en todo nuestro país. Eso significa que la preparación sobra, pero las mujeres no llegan... ¡A saber porque..! Es lo que se denomina techo de cristal porque se lo imponen los hombres o techo de cemento porque se lo imponen ellas porque es imposible hoy en día trabajar en según que empresas sin dejar de lado la familia y todo lo demás. Esto es un poco resumido las conclusiones que han salido aquí. Hay que volver a pensar, las instituciones empresariales y las instituciones públicas para que realmente hombres y mujeres puedan ser además de buenos profesionales buenos padres y madres de familia.

Pero en este tema de la mujer trabajadora, ¿hay que empezar por la base, por la educación, creando una cultura empresarial de la mujer?

Por supuesto. Ahí hemos trabajado también con las ayudas a micro- empresarias y a gente joven que quiere iniciarse en el empresariado. En la cumbre de Barcelona, en diez minutos, se levantaron 10.000 euros para micro- empresarias, para reintegrar a las mujeres afganas de nuevo en su economía y ayudarlas de alguna manera. Fue una cosa simbólica, pero rápidamente fuimos solidarias en eso.

¿Siguen siendo tres de cada cuatro nuevas empresas que se crean promovidas por mujeres?

Así es, y por eso todavía cuando decimos los porcentajes de mujeres que hay en los consejos de administración o en alta dirección, todavía sería menos, si dejáramos a parte ese tipo de empresas que a veces son muy pequeñas, con dos o tres personas solamente, pero es cierto que son mujeres quienes las montan.

Parece que ha habido mucho optimismo de todo lo que se ha hablado en estos tres días de la cumbre mundial de la mujer...

Mucho, mucho. Una de las conclusiones que también se han dado aquí, y me parece bueno que lo diga para que se conozca es que, las mujeres que están aquí están con poder de compra, porque las mujeres como sabéis estamos en un 80 por ciento de las acciones de compra en el mundo, y lo que nos parece bastante estúpido por parte de los hombres de marketing y publicitarios, es que sigan haciendo una publicidad para varones de señoras medio en cueros, y lo que nos parece que sería muchísimo mejor como argumento es que, las empresas puedan decir lo que están haciendo realmente para reeducar a las mujeres, para ponerlas en puestos de directivos, y para llevarlas hacia arriba.